Saltar al contenido

El aceite de coco y sus beneficios en el Cabello

22/07/2021

Los aceites naturales como el de ricino y el de almendras son muy beneficiosos para la salud y apariencia de nuestro cabello, pero el aceite de coco, por su ya conocido alto contenido de ácidos grasos y vitamina E se ha convertido en la mejor alternativa, tanto así que hoy es el ingrediente principal de muchos champús y mascarillas, porque ayuda a mantener la hidratación y humedad capilar.

El aceite de coco es empleado en el subcontinente indio como parte de la rutina diaria de cuidado del cabello, la mayoría de las personas lo aplican sobre su cabello de forma habitual luego de ducharse.

Con el paso de los años, la alimentación deficiente, el uso de productos químicos o simplemente por los daños del medio ambiente, el cabello tiende a deteriorarse. El aceite de coco tiene un efecto reparador y revitalizante porque es eficaz para reducir la pérdida de nutrientes que se traducen en daños en la calidad de nuestro cabello y la salud de nuestro cuero cabelludo.

La composición del aceite de coco le permite penetrar con facilidad en la hebra capilar y gracias a la acción de las vitaminas y minerales que contiene, actúa con mayor eficacia que productos artificiales, proporcionando un efecto acondicionador para el cabello.

Puede emplearse como mascarilla para conservar un cabello saludable, suave y luminoso.

Su uso como mascarilla es recomendado particularmente para personas con el cabello grueso y seco. Puedes humedecer el cabello y aplicarlo de la mitad hacia las puntas y dejar actuar durante unos 30 minutos para luego retirar con abundante agua.

Debido a sus propiedades antimicrobianas y antimicóticas, sumado a su acción hidratante se emplea como tratamiento para prevenir y eliminar la caspa. El aceite de coco es utilizado para disminuir la descamación y calmar la irritación  del cuero cabelludo.

Como alrededor del 50% del aceite de coco extra virgen, además de su efecto antibiótico, tiene un peso molecular muy bajo,  lo que le permite penetrar fácilmente en la estructura capilar, regenerándola y creando una barrera natural que además de hidratar, previene el daño causado por agresiones externas, evitando también la pérdida de la proteína capilar.

Su alto contenido de ácidos grasos de cadena media, antioxidantes, minerales y vitaminas ayudan a fortalecer las raíces, lo que evita la caída del cabello y favorece su crecimiento de forma saludable

El aceite de coco protege el cabello de los potenciales daños externos y repara las fibras dañadas, por lo que es excelente para prevenir y actuar contra las puntas abiertas, aplicándolo una vez a la semana antes de dormir, con masajes en las puntas, dejándolo actuar durante la noche para retirarlo en la mañana lavándolo de la forma habitual.

Puede emplearse como producto para moldear el cabello, ayudando a reducir el volumen y proporcionar control durante el peinado. Es eficaz tanto para rizar el cabello como para alisarlo, además evita el encrespamiento o “frizz”.

Con el aceite de coco los riesgos de sufrir reacciones alérgicas, irritación u otros efectos secundarios es bastante bajo. Sin embargo, siempre es recomendable escoger un aceite de coco virgen extra, sin refinar, para que puedas disfrutar todos sus beneficios de la forma más natural, pero también podrás encontrar en el mercado productos especializados que combinan las maravillosas propiedades del aceite de coco en prácticas presentaciones:

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *