Saltar al contenido

El aceite de coco y sus beneficios en la piel

22/07/2021

Son conocidas las propiedades del aceite de coco en la salud dermatológica, por sus numerosos aportes en procesos de cicatrización o para combatir infecciones, pero igual de conocidas son sus bondades en lo que se refiere a mejorar la apariencia de nuestra piel.

La acción antioxidante de la vitamina E contenida en el aceite de coco, que protege al organismo frente a la acción de los radicales libres, sumada a su efecto regenerador sobre los tejidos, ayuda al cuerpo a prevenir los signos del envejecimiento prematuro, evitando la aparición de arrugas y la flacidez de la piel causada por el paso del tiempo.

El aceite de coco también resulta eficaz en la prevención de las estrías que aparecen después de perder peso o durante el embarazo, pero es recomendable consultar con el especialista antes de comenzar a emplearla.

Es conocido por su efecto hidratante en la piel. Su aplicación en la piel dos veces al día puede mejorar considerablemente la hidratación de esta en personas con resequedad.

A diferencia de muchas cremas hidratantes con mucho contenido de agua, que se evaporan con cierta rapidez, el aceite de coco hidrata a profundidad y permanece por más tiempo sobre la piel, aportando suavidad y los beneficios de todos sus ácidos grasos y minerales por más tiempo. Estos ácidos grasos de cadena media además ayudan a restablecer el Ph neutro de la piel, eliminan la grasa y el exceso de sebo, dejando la piel hidratada y luminosa.

Las condiciones climáticas pueden afectar frecuentemente la salud de nuestra piel, el aceite de coco  nos ofrece protección frente a los elementos. En caso de climas muy fríos, muy calurosos o con vientos secos, es recomendable aplicar aceite de coco en nuestros labios para evitar que se resequen y se agrieten, esta opción es válida también si la resequedad es debida a la aplicación previa de algún producto cosmético o por motivos de salud, de igual manera, el aceite de coco ayudará a mantener nuestros labios suaves e hidratados.

El uso del aceite es recomendable para calmar el enrojecimiento e irritación en la piel después de una larga exposición al sol. El aceite de coco mantendrá la piel hidratada, calmará las molestias y ayudará a que la piel se recupere más rápido, conservando el bronceado por más tiempo y evitando que se pele.

El aceite de coco es un excelente desmaquillante natural, con este producto podrás retirar el maquillaje de pestañas y párpados, incluyendo maquillaje impermeable. Podrás aplicarlo incluso en las áreas más sensibles, como el contorno de los ojos porque no contiene sustancias artificiales nocivas que pudieran irritar la piel. Bastará con fundir la cantidad necesaria de aceite coco con el calor producido por la fricción de la yema de los dedos, aplicarlo y retirarlo con un pañuelo, con ello te aseguras no solo un rostro limpio, sino también hidratado sin necesidad de agregar más pasos y productos a tu rutina de belleza.

Te recomendamos emplear en este caso aceite de coco virgen extra, pero son también muy útiles las mascarillas de aceite de coco fraccionado como el que acá te recomendamos:

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *