Saltar al contenido

Salud bucal

22/07/2021

El aceite de coco es estupendo para conservar y mejorar la salud de nuestros dientes y encías. Entre sus múltiples beneficios está el de mejorar la absorción de calcio y magnesio, lo que contribuye en la remineralización de los dientes, además, no solo ayuda a proteger la flora bucal, sino también a restaurarla.

Como consecuencia de una alimentación deficiente y del creciente consumo de alimentos ricos en azúcar, la flora bucal pierde su equilibrio y desaparecen las defensas, lo que genera las condiciones idóneas para la proliferación de bacterias que provocan inflamación de las encías y deterioro del esmalte dental. Sin embargo, de acuerdo a investigaciones, los ácidos grasos presentes en el aceite de coco, como el caprílico y láurico, por su efecto antibacteriano y antiséptico, logran controlar los efectos nocivos de las bacterias, reduciendo considerablemente el riesgo de caries de forma mucho más natural. Sumado a esto, el poderoso efecto antiinflamatorio de este aceite lo hace eficaz en el tratamiento de procesos inflamatorios de las encías, inclusive en la periodontitis.

A woman is smiling while being at the dentist

Algunos especialistas afirman que “no existen estudios que demuestren que el aceite de coco tiene beneficios bucodentales”, sin embargo, tradiciones ancestrales como las de la medicina ayurvédica han aplicado este magnífico producto para mejorar la salud de dientes y encías con prácticas como lo que hoy se ha popularizado con el nombre de “oil pulling”.

El “oil pulling” consiste en introducir una cucharada de aceite de coco a la boca y distribuirla como un enjuague por los dientes, conservarlo allí por unos 15 a 20 minutos y luego botarlo. El aceite de coco atrapará la suciedad presente en la boca y pondrá en acción sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias para permitirte además de un aliento fresco, una dentadura saludable, y brillante.

Recuerda, después de practicar el, “oil pulling” desechar el aceite en la basura, no en el desagüe, para evitar que se obstruyan las tuberías